Carrot Cake sin azúcar (con Ágave)

¡Buenos díaaas! Después de una temporadita sin proponeros recetas nuevas, hoy os traigo un bizcocho jugoso y sabroso como ninguno, y encima tiene secreto... ¡no lleva azúcar!

Big_past_s-pastanaga

Como ya os he dicho más de una vez, soy curiosa por naturaleza, me gusta probar, descubrir y experimentar con sabores que no conozco. Me encanta pasearme por la sección de productos de otros países en el super o por la sección de dietética y nutrición, en busca de algo que no me suene de nada...

Esto fue lo que me pasó al comprar este sirope; ya había probado el Jarabe de arce, que tan deliciosos hace nuestros postres, ¿pero ágave?

Para los que lo acabéis de descubrir, como yo hace unos días, os diré que es el jugo que se extrae de un cactus originario de América tropical y el Caribe. Tiene un poder endulzante que dobla el del azúcar común (por lo que consumimos menos y por tanto, menos calorías) y tiene un sabor acaramelado muy rico. Se dice que es mejor tolerado por los diabéticos por tener un índice glucémico bajo. Aunque por lo que he leído, hay opiniones diversas y, si es vuestro caso, lo consultaría primero con vuestro médico.

De todas formas, está bien encontrar diferentes alternativas al azúcar refinado, el cual consumimos en demasía y en muchos de los productos cotidianos. Si no tenéis o no encontráis este sirope, podéis substituirlo por miel o jarabe de arce, adaptando la cantidad a vuestro gusto.

Además de no llevar azúcar, este carrot cake tampoco lleva mantequilla y está hecho con harina de trigo integral ¡¡y muuuucha zanahoria!! :) Eso sí, en cuanto al frosting... no es que sea especialmente light, pero en mi defensa diré que si no llego a utilizar el mascarpone que tenía en la nevera... ¡a Josep le da un ataque! Si lo queréis aligerar podéis sustituirlo por yogur griego bajo en grasas y tiene que quedar riquísimo también!

Y ahora sí... ¡¡¡A por el bizcochooo!!! :P

Big_primer-pla

Ingredientes (Para unas 8 raciones)

Para el frosting

Para la masa

  • Aceite de girasol (150 ml)
  • Canela en polvo (1 y 1/2 cucharaditas)
  • Harina de trigo integral (215 gr)
  • Huevos (2)
  • Jengibre en polvo (1 pizca)
  • Levadura en polvo (1 y 1/2 cucharaditas)
  • Nueces (1 puñadito)
  • Nuez moscada (1 pizca)
  • Sirope de Ágave (75 ml)
  • Uvas pasas sin hueso (1 puñadito)
  • Zanahorias peladas y ralladas (unas 6 zanahorias grandes - 325 gr)

Pasos

  1. Precalentar el horno a 150ºC con calor arriba y abajo.
  2. Untar un molde tipo "plum cake" con aceite y poner papel de horno en la base.
  3. Batir los huevos, el aceite y el sirope de Ágave con unas varillas manuales.
  4. Agregar las zanahorias peladas y ralladas, las nueces troceadas y las uvas pasas. Mezclar.
  5. Incorporar la harina, la levadura y las especies (canela, nuez moscada y jengibre) tamizadas. Remover hasta que todo esté integrado (quedará una masa muy húmeda, pero al hornearla cuaja perfectamente).
  6. Hornear durante unos 45 minutos o hasta que al introducir una brocheta, ésta salga limpia.
  7. Sacar del horno, dejar reposar 5 minutos en el mismo molde. Pinchar con una brocheta toda la superficie y verter más sirope por encima (al gusto), dejando que se cuele entre los agujeros de la masa.
  8. Transferir a una rejilla hasta que se enfríe por completo.
Big_tot-fosca

Para el frosting:

  1. Mezclar el queso mascarpone con el sirope al gusto. (Yo puse una cucharadita de sirope por cada cucharada de mascarpone). Remover bien hasta que el sirope se haya integrado.
  2. Untar el frosting por la superficie del bizcocho y decorarlo con más nueces o/y uvas pasas.
Big_panses

¡Listo! no tiene ningún misterio, está hecho en un periquete y además ¡está buenísimo! ¿Quien se anima? :)

¡Un besote y hasta muuuy pronto!