Té Chai helado

¡Holaaa! La verdad es que este post lo hice en pleno Agosto y ya no tenía pensado publicarlo, por eso de que llega el fresquito y ya no apetecen cosas frías... pero ¿¡¿FRESQUITO?!? ¿qué es eso? Aquí hace un calor y un bochorno que no se pueden aguantar, así que saco del tintero este post y comparto una de mis bebidas favoritas con vosotros. ;)

La descubrí gracias a mi cuñada Alícia. Más que una receta es la forma en que lo preparo yo y me ayuda a pasar las tardes de calor... ;)

El té Chai es originario de la India y una bebida muy común allí. Se compone de té negro y especias aromáticas que pueden variar según la receta. Otro día me animaré a prepararlo yo misma y os contaré el proceso, pero como tenía en casa una bolsita de té a granel, utilicé el comercial.

Ingredientes (Para una taza de té)

  • Agua (1 taza - 250 ml)
  • Azúcar (1 cucharadita)
  • Hielo
  • Leche (1 chorrito (al gusto))
  • Té chai (1 cucharadita colmada)

Utensilios

  • Batidora americana o de vaso (1)

Pasos

  1. Hervir el agua
  2. Infusionar el té en el agua hirviendo y dejarlo de 3 a 5 minutos.
  3. Retirar el té del agua y añadir azúcar
  4. Verter el chorrito de leche y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  5. Ponerlo en la nevera hasta el momento de servir
  6. Picar el hielo y ponerlo en un vaso, dejar en el frigorífico hasta el momento de servir.
  7. Verter el té en el vaso con hielo y ¡a disfrutar!

Nota: El té negro es uno de los que contienen más teína, así que es mejor no tomarlo muy tarde para que no os afecte al sueño.

Espero que os animéis a probarlo porque además de las infinitas propiedades que posee el té para nuestro organismo, helado ¡es ideal para los días de calor!

Medium_img_75211

Un besotee! ;)