Cookies de lima y coco

¡Buenos díaaaas! :D

Hoy os traigo una receta deliciosa para aquellos que necesitéis ahogar las penas de la vuelta al trabajo o para los que queráis poner un poquito de azúcar a la vida, ¡que nunca está de más! ;)

Para aprovechar las ultimas limas del verano, las mismas que usamos para las caipirinhas y en múltiples cócteles preparé estas galletitas. Son crujientes pero esponjosas, dulces pero con un toque ácido y refrescante. Os puedo decir que por ahora están a la misma altura en mi ranking de delicias que las cookies de frutos rojos y chocolate blanco, que publiqué hace unos meses.

Cuando ví la receta en este blog, las apunté en seguida a mi lista de recetas pendientes y no tardé ni una semana en probarlas. He adaptado algunas cantidades a mi gusto, para que el sabor de la lima destaque un poco más.

Así que ¡vamos a por ellas! ;D

Ingredientes (Para unas 25 galletas)

  • Aceite de girasol (1/3 taza - 70 ml)
  • Azúcar (1 y 1/2 taza - 300 gr.)
  • Bicarbonato sódico (1/2 cucharadita - 3 gr)
  • Coco rallado (1/2 taza)
  • Harina (350 gr)
  • Huevos (1)
  • Leche (1 cucharada - 15 ml)
  • Levadura en polvo (1 cucharadita - 5 gr)
  • Mantequilla derretida (6 cucharadas - 80 gr)
  • Queso fresco (tipo Philadelphia) (60 gr)
  • Ralladura de lima (1 cucharada)
  • Sal (1/2 cucharadita - 3 gr)
  • Zumo de lima (2 cucharadas - 32 ml)

Para el rebozado

  • Azúcar (1 taza - 240 gr.)

Utensilios

Pasos

  1. Precalentar el horno a 180ºC. con calor arriba y abajo.
  2. En un bol mezclar los ingredientes secos (la harina, la levadura, la sal, el bicarbonato y el coco rallado. Reservar.
  3. En otro bol verter la ralladura de la lima, el azúcar y el queso fresco.
  4. Derretir la mantequilla en el microondas a muy baja temperatura y comprobando cada 30 segundos, para que no se queme.
  5. Verter la mantequilla sobre la mezcla de queso fresco y batir con la batidora de varillas hasta que quede bien mezclado.
  6. Agregar el huevo y el aceite y seguir batiendo.
  7. Incorporar los ingredientes secos mezclados previamente, poco a poco, con una espátula de silicona.
  8. Preparar el azúcar restante en un plato hondo.
  9. Con una cuchara sopera o una para helado, hacer bolas y rebozarlas en el azúcar. (Puede que la mezcla resulte una tanto líquida, por eso, para facilitar la operación, os aconsejo que en una mano cojáis un puñado de azúcar y vertáis el contenido de la cuchara sobre la mano, mientras con la otra acabáis de espolvorear con azúcar.
  10. Dejar las bolas azucaradas sobre la bandeja del horno, forrada con papel ignífugo. Dejar espacio suficiente para que cuando aumenten de tamaño no se peguen. (Yo puse 9 en cada bandeja).
  11. Hornear durante 13-15 minutos, hasta que los bordes empiecen a dorarse. Deben quedar blanquitas por el centro y doradas por los bordes.
  12. Una vez, fuera del horno, dejar reposar 5 minutos en la misma bandeja, para después traspasarlas a una rejilla hasta que enfríen totalmente.
Content_img_7475

Espero que os animéis a probarlas y me contéis vuestras experiencias.

¡¡Un abrazoo!! ;)