Cheesecake de lima y cerezas

Aquí va la tarta que, según algunos, ¡es la mejor que he hecho hasta ahora! Esto tiene dos lecturas: o que está realmente e impresionantemente buena, o que, todo lo que he hecho hasta ahora, tampoco era para tanto... ¡jajaj!

Big_cherry1

La verdad es que a mi me gustó mucho, pero no la escogería como preferida. Sin embargo, si algo voy aprendiendo es que los gustos son tan personales y diferentes, que es imposible generalizar.

El otro día le pasé la receta de un helado (¡¡el mejor helado, que he probado!!) a mi compañera de trabajo, Lorena, para que lo hiciera en casa ese mismo día (la receta vendrá pronto), y a la mañana siguiente me comentó que a ella no le cautivó ¡pero a su marido le encantó! No me pude creer que lo que para mi era un viaje al cielo, para ella fuera un "ni fu, ni fa" ¡jajaj!

Lo mismo pasó con esta tarta de queso y cerezas que preparé para el cumpleaños de la madre de Josep, que enamoró a su familia, ¡de una manera sorprendente!

¡Así que creo que tendréis que probarla para contarme qué os parece! ;)

La receta es una versión modificada de la tarta de queso y lima de Nigella Lawson.

Ingredientes (Para unas 10 raciones)

  • Azúcar (200 gr.)
  • Cerezas deshuesadas (230 gr)
  • Cookies o galletas con pepitas de chocolate (200 gr)
  • Huevos (4)
  • Mantequilla derretida (75 gr)
  • Queso fresco (tipo Philadelphia) (750 gr)
  • Yemas de huevo (2)
  • Zumo de lima (el zumo de dos limas)

Para la cobertura

  • Azúcar (3 cucharadas)
  • Cerezas deshuesadas (600 gr)
  • Zumo de lima (el zumo de media lima)

Utensilios

  • Embudo pequeño (1)
  • Molde desmoldable de 25 cm. de diámetro (1)
  • Papel de aluminio (1)
  • Papel de hornear (1)

Pasos

  1. Lavar y deshuesar las cerezas. Yo seguí el método de Montse, de Muffin Galaxy y me fue de perlas.
  2. Las que utilizaremos para la cobertura, las pondremos en un plato hondo y las espolvorearemos con el azúcar y el zumo de lima. Removeremos con una cuchara y las dejaremos macerar (se puede hacer la noche antes, incluso.)
  3. Triturar las galletas hasta que queden pulverizadas (podéis meterlas en una bolsa de congelación y golpearlas con un mazo o rodillo, ¡es la opción más placentera!)

  4. Preparar un molde, con base desmoldable y forrar la base con papel de hornear. Montarlo otra vez con el papel puesto y envolver la parte exterior (base y laterales) con papel de aluminio, para que quede bien protegido.

  5. Derretir la mantequilla en el microondas y mezclarla con las galletas hasta que se haya integrado.
  6. Con la ayuda de una espátula o las manos, extender las galletas en la base del molde hasta que queden bien firmes.
  7. Guardar el molde en la nevera, mientras preparamos lo siguiente y precalentar el horno a 180ºC.
  8. Batir bien el queso y agregar después el azúcar. Verter los huevos y las yemas y seguir batiendo. Por último agregar el zumo de lima y las cerezas y remover.
  9. Poner a hervir un litro de agua (si tenéis hervidor de agua es un momento).
  10. Sacar el molde de la nevera, verter la masa encima de la base de galleta y situarlo todo, en una bandeja para horno, un poco profunda).
  11. Verter el agua hirviendo, poco a poco, a la bandeja de horno, hasta que cubra más o menos, hasta la mitad de la altura del molde.
  12. Hornear al baño María, durante 1 hora aproximadamente o hasta que la superficie se intuya firme.
  13. Sacar el molde del horno y desenvolverlo del papel de plata. Dejar enfriar a temperatura ambiente y después en la nevera, durante al menos 20 minutos antes de consumir.
  14. Colocar las cerezas previamente maceradas en la superficie de la tarta, junto con el jugo que hayan desprendido.

Nota: Podéis hacer la tarta con un día de antelación, guardada en la nevera, tapada con papel film y poner a macerar las cerezas durante toda la noche, también en la nevera.

¡Y esto es todo! Ahora que es época de cerezas y siendo esta mi fruta preferida, ¡no me podía quedar sin ellas!

Espero que os haya gustado y ¡os mando mil besos!