Exfoliante Corporal Casero

¡Buenos díaas!

Hoy os traigo algo diferente, ¡un híbrido entre receta y manualidad! receta, porque todos los ingredientes son comestibles, y manualidad por ser algo casero y a lo que podemos dar el formato que queramos.

Big_prova-3-vintage

Llega el veranito, y todos queremos tener pieles suaves e hidratadas. Aunque yo no soy nada constante con las cremitas, tengo una debilidad... ¡y son los exfoliantes! he tenido de todo tipo, de aromas exóticos, de sales del mar muerto... y no sé porqué, no me da nada de pereza usarlos.

Llevo viendo varias ideas caseras para hacerlos, pero buscaba uno realmente sencillo con componentes que tengamos siempre en casa ¡y este es! Lo vi en esta web y no tuve duda.

Así que... ¡allá vamos! ;)

Vais a necesitar:

  • 1 taza de azúcar normal.
  • 2 tazas de azúcar moreno.
  • 1 taza de aceite de girasol (también podéis usar aceite de almendras para que sea aún más hidratante. Lo venden en Mercadona.)
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.

Procedimiento:

  1. Mezclar ambos azúcares y remover para que no queden grumos.
  2. Incorporar el aceite y la esencia de vainilla y remover hasta que todo esté integrado.
  3. Envasar en tarros y decorar.

Y ya tenéis un obsequio económico, casero y original ¡para regalar a quien os apetezca! ;)

Os aconsejo usarlo en la ducha, después del gel de baño, aplicarlo con un suave masaje y después aclarar. Os quedará una piel aterciopelada y estupenda! :D

¡Espero que os haya gustado!

Un besote y feliz comienzo de semana, ¡ánimo que esta es cortitaa! :D