Sushi & Nori

Ya que nos estamos conociendo, debería presentaros a la familia como es debido…

Hace ya 5 meses (aunque parece que fue ayer) llegaron dos fieras felinas a nuestro hogar. En un principio sólo pensábamos adoptar a una pero después de muchas dudas, contradicciones y debilidad (sobre todo ésta última) nos trajimos a las dos a casa.

Y aunque ahora tenga que estar con los 5 sentidos en alerta a cualquier hora del día, por si se me beben el té, se me suben a la cabeza o activan la impresora (sí, ya han descubierto el botón de escanear), es la mejor decisión que podríamos haber tomado.

Tenemos un espectáculo continuo en casa, se nos pasan las horas mirando como juegan, como les juega malas pasadas su curiosidad, como beben, como duermen (como roncan…).

Así que estoy encantada de presentaros a las susodichas, Sushi la blanquita y Nori la negra (a éstas alturas ya podréis deducir que somos amantes de la comida japonesa).

Ahí van:

(si hacéis clic en las fotos podréis ver las descripciones).

Fotografías de Alícia. ¡Graciaaas!